El Lloyds Banking Group ha decidido suspender su pretensión de cerrar su red de sucursales Cheltenham & Glouceste tres meses después de haber anunciado su clausura para el  mes de noviembre. Lloyds, del que el 43.5% está en manos públicas, se dispone a revisar la decisión que tomó en junio, según informa hoy el diario Financial Times..