El Eurogrupo, la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, ha limitado el déficit previsto para la economía española hasta cinco décimas por debajo del anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace dos semanas y que cifró en el 5,8% (frente al 4,4% exigido por Bruselas). Esta reducción por parte de la eurozona supone un esfuerzo adicional de otros 5.000 millones de euros. 

"El Eurogrupo considera que la corrección a tiempo del déficit excesivo debería asegurarse con esfuerzos adicionales adelantados del 0,5 % del PIB, más allá de lo que ya han anunciado las autoridades españolas", señalo el Eurogrupo en un comunicado.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aseguró que el Gobierno español ha mostrado su disposición a considerar esta petición de sus socios europeos en el proceso de elaboración del presupuesto.

Juncker reconoció el "progreso sustancial" logrado hasta ahora con las reformas estructurales para fomentar el empleo y el crecimiento, pero destacó que necesitará ser completado con más esfuerzos en los mercados de productos y servicios.