El informe elaborado por los doce bancos estatales estadounidenses, denominado Libro Beige de la Reserva Federal (Fed), refleja que la actividad económica continuó expandiéndose pero a un ritmo moderado y añade que la mayoría de distritos vieron como su actividad se debilitaba.
 


Wall Street aguanta de momento la noticia sobre la que estaba depositada la atención internacional y sus índices cotizan con subidas superiores al 2%. El Dow Jones de Industriales es el más modesto en su repunte, un 2,11% arriba, hasta los 11.370 puntos; el Nasdaq -destacado a lo largo de toda la jornada- suma un 2,69%, hasta los 2.540 enteros y el S&P 500, referencia eropea, se anota un 2,56% y se coloca en los 1.195 puntos.

El informe, basado en información recogida antes del 26 de agosto, deja constancia de que la volatilidad del mercado y la incertidumbre económica afectó a la actividad empresarial, que extremó la cautela y disminuyó sus previsiones en algunos distritos.

La Fed añade en el informe que sólo cinco distritos reflejaron un crecimiento económico "modesto", mientras que las otras 7 regiones anotaron una desaceleración que llevó al banco central a citar desde "muy contenida" hasta "débil o actividad mixta".

El Libro Beige apunta además que los datos de gasto de los consumidores aumentaron de forma ligera, pero anota que sin las ventas de coches, el volumen de ventas minoristas quedaron estables o bajaron en muchos distritos. En cuanto a las manufacturas, el informe añade que tuvieron un comportamiento mixto a lo largo de todo el país y en muchas áreas el ritmo de crecimiento disminuyó.