La firma japonesa de automóviles Lexus, propiedad del consorcio Toyota, aumentará entre un 70% y un 80% sus ventas mundiales durante el próximo ejercicio gracias a la llegada, durante el primer trimestre de 2011, del nuevo vehículo del segmento de la compañía, según informó el vicepresidente de Lexus en Europa, Andy Pfeiffenberger. Pfeiffenberger, durante la 80 edición del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, señaló que el nuevo CT 200h, presentado por primera vez en la muestra suiza, supondrá la entrada de la marca en el segmento de los coches compactos, que es el de mayor volumen en todo el continente europeo.