La gestora estadounidense Legg Masson ha registrado un beneficio de 44,9 millones de dólares ó 28 centavos por título en su tercer trimestre fiscal terminado el 31 de diciembre. Estas ganancias suponen aparcar los números rojos de 1.490 millones del mismo periodo del año anterior, pero no cumplen con las previsiones de los analistas de MarketWatch, que esperaban 32 centavos de beneficio. Sus títulos reaccionan a estas cuentas con un desplome del 6% en la preapertura.