Latinoamérica perdió un millón de puestos de trabajo sólo en el primer trimestre de 2009, según el informe sobre el Empleo en el Mundo 2009 publicado hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El informe fue realizado con los datos aportados por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Jamaica, México, Perú y Venezuela. El país más afectado fue Brasil, que perdió 490.000 empleos durante la primera mitad del año, seguido de Argentina que destruyó 140.000 puestos de trabajo.