La recogida de beneficios se impone en la apertura de la renta variable de nuestro país. El Ibex 35 se deja un 0,42 por ciento y se coloca en los 12.795 puntos, como reacción al rebote de la última jornada. El Popular acapara un día más la atención y el dinero ante renovados rumores de posible OPA por parte de un grupo de empresarios mexicanos, en un día con el cambio euro/dólar estable en las 1,5420 unidades. Los números rojos se extienden al resto de plazas europeas, mientras que en el mercado de materias primas, el futuro del crudo ligero estadounidense se paga a 136,5 dólares, con las malas perspectivas de fondo de una posible huelga general en Nigeria.
Los inversores españoles prefieren “pájaro en mano que ciento volando” y aprovechan los niveles dejados por el cierre alcista de la última sesión para deshacer parte de sus posiciones en renta variable y hacer caja. Los recortes, aún con todo, son moderados y el Ibex 35 se deja en la apertura un 0,42 por ciento. Y eso que Wall Street dejó anoche un buen sabor de boca ante la perspectiva de una importante fusión de firmas cerveceras –que contrasta con el fracaso de las negociaciones Microsoft-Yahoo!- y que, según los expertos, animó a los inversores porque la perspectiva de uniones empresariales siempre hace presagiar “dinero fresco”. Y de una posible operación corporativa es precisamente de lo que más se habla en las dos últimas jornadas en la bolsa española. En el punto de mira, el banco Popular. Siguen los rumores de oferta sobre el Popular Las acciones de la entidad, del Popular, suben un 3,34 por ciento, cuando se hacen más fuertes los rumores de posible operación. Este viernes se aportan más datos a lo ya publicado. Datos que apuntan a que algunos accionistas de Banco Popular Español negocian la venta de una participación del 29 por ciento a un grupo de inversores mexicanos encabezados por el empresario de las telecomunicaciones Tomás Milmo. Milmo es el presidente de la empresa mexicana de telefonía fija Axtel. La especulación sobre el precio ofrecido no varía, se coloca en torno a los 14 y 14,5 euros por acción. La prensa económica española sitúa entre los vendedores interesados se encuentran Trinitario Casanova -con una participación del 5 por ciento en Popular-, Ram Bhavnani -con un paquete del 4,99 por ciento-, el portugués Americo Amorim -con un 7,8 por ciento- y Nicolás Osuna con una participación del 3,9 por ciento en la entidad. Las acciones del Popular descuentan una posible oferta, mientras compañías como Repsol o Gamesa cotizan ya noticias confirmadas. En el caso de la petrolera sus acciones avanzan un 1,19 por ciento tras conocerse que el consorcio integrado por la estatal petrolera brasileña Petrobras (45 por ciento), su similar española-argentina Repsol YPF (25 por ciento) y el grupo británico de energía BG (30 por ciento) ha anunciado el descubrimiento de un nuevo yacimiento de petróleo leve en aguas marítimas brasileñas. Por lo que toca a Gamesa, recoge con repuntes del 1,39 por ciento la firma de un contrato con Iberdrola Renovables para suministrar aerogeneradores por un total de 6.300 millones de euros. Entre los mejores del día se coloca también este viernes REE. Repunta un 2,3 por ciento, después de que Morgan Stanley haya iniciado la cobertura sobre el valor hasta neutral, mientras que Cotigroup ha mejorado su consejo sobre la compañía de mantener a comprar. En el mismo sector, Enagás, sobre la que UBS ha reducido su recomendación sobre hasta neutral, se deja un 0,3 por ciento, mientras que Unión Fenosa cede más, un 0,8 por ciento, una vez que Nicaragua ha confirmado que el Estado adquirió el 16 por ciento de las acciones de la subsidiaria española de electricidad la compañía gallega y que existe la posibilidad de comprar eventualmente la sociedad mas adelante. Los pesos pesados tiran a la baja Pero Popular, Repsol, Gamesa y REE no pueden sostener al Ibex 35. Pueden más en la balanza las caídas de los pesos pesados en la apertura de la sesión. Entre ellos, los retrocesos del 0,62 por ciento de Telefónica, del 0,65 por ciento del Santander o del 0,52 por ciento del BBVA. Eso sí, los mayores retrocesos los sufren Sacyr Vallehermoso porque baja un 2,36 por ciento, Acciona, que recorta un 1,99 por ciento y BME, que se deja un 1,42 por ciento.