Sol Meliá ha comprado Altavista Hotelera junto a un grupo de socios entre los que se encuentra una sociedad del grupo Caja Mediterráneo, en una operación que ha supuesto un importe de 103 millones de euros, según el grupo hotelero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La compañía balear precisó que en virtud del acuerdo tanto Sol Meliá como la sociedad del grupo Caja Mediterráneo-CAM, GI Cartera, se hacen con una participación del 40% en Altavista Hotelera. El capital restante, un 20% de la sociedad, ha sido adquirido por Invernostra y el Grupo de Negocios Duero.
Altavista Hotelera es propietaria del Hotel Sky de Barcelona, un inmueble que cuenta con un total de 259 habitaciones, que pasará a la cartera de Sol Meliá mediante un contrato de gestión hotelera. Sol Meliá explicó que gestionará el Hotel Sky bajo la marca ME by Meliá, que abrirá sus puertas durante el tercer trimestre de este año, con el nombre ME Barcelona. El establecimiento se sumará a los otros tres hoteles ya existentes bajo la misma marca en España y México, como son el ME Madrid, el ME Cancún y el ME Cabo (Cabo San Lucas). La cadena recalcó que la operación supone una "nueva apuesta de Sol Meliá por una ciudad claramente vanguardista como es Barcelona, que verá reforzada su hotelería al más alto nivel". En este sentido, Sol Meliá recordó que según recientes estudios, la Ciudad Condal cerrará el año en curso con un total de 22 establecimientos con categoría cinco estrellas. Además, la compañía balear consideró que la adquisición del Sky Barcelona profundiza la penetración de Sol Meliá en el mercado catalán, donde ya cuenta con once hoteles y que ha supuesto una "importante plataforma de renovación para las marcas de la hotelera mallorquina". Un paso adelante para la expansión de Sol Meliá El co-vicepresidente de Sol Meliá, Sebastián Escarrer Jaume, apuntó que la compra de este hotel representa "un paso adelante en la estrategia de expansión de la marca ME by Meliá, que poco a poco irá teniendo presencia en las ciudades más cosmopolitas del mundo, así como en los destinos turísticos más exclusivos". "Esta operación hace también más fuerte a Sol Meliá en Cataluña, donde nuestra apuesta vanguardista está cosechando un gran éxito", recalcó Escarrer Jaume. Por su parte, el también co-vicepresidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, señaló que esta operación indica la "fortaleza actual" de la compañía y su "clara intención de seguir creciendo en las categorías hoteleras más altas". El futuro ME Barcelona cuenta con un total de 37 plantas --31 sobre el nivel del suelo y cinco subterráneas-- creadas por el arquitecto francés Dominique Perrault, en un edificio de 120 metros de altura con "magníficas vistas" al mar, a la ciudad y a la montaña. El establecimiento tendrá 259 habitaciones y un restaurante-lounge en la planta 24. La marca ME de Sol Meliá es una "interpretación contemporánea de la experiencia Meliá", que busca fundir un estilo "innovador con las idiosincrasias locales", con el fin de cautivar a los viajeros que comparten características "psicográficas" como la vanguardia del arte y el diseño, la cocina internacional y la música del mundo. La cadena hotelera balear cuenta en la actualidad con más de 300 hoteles distribuidos en 30 países y una plantilla de 32.500 empleados. Las marcas bajo las que comercializa sus productos son Meliá --Gran Meliá y Meliá Boutique Hotel--, ME by Meliá, Tryp, Sol Hoteles, Paradisus, Innside y Sol Meliá Vacation Club.