El fabricante alemán de automóviles Audi, perteneciente al grupo Volkswagen, vendió en todo el mundo 82.800 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone una reducción del 6,1% respecto al mismo mes de 2008, cuando la firma alcanzó un récord con 88.168 unidades, informó hoy la empresa. En los cinco primeros meses del año, las ventas mundiales de la firma de los cuatro aros se situaron en 374.750 unidades, lo que se traduce en una disminución del 12,1% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente. El responsable de Marketing y Ventas de Audi, Peter Schwarzenbauer, destacó que la demanda de sus modelos A3, A4 y A5 mantiene niveles "fuertes" gracias a sus versiones eficientes, mientras que el Audi Q5 también está registrando resultados positivos.