Las ventas del comercio minorista de Alemania bajaron en el segundo mes del año un 0,2%, dejando la tasa interanual en el 5,3%.  Una cifra que se coloca por debajo de las previsiones de los analistas, que esperaban que el índice de ventas minoritas se incrementara una décima en febrero.