Las ventas de viviendas pendientes cayeron un 0,4% en junio, hasta 110,9 puntos, según ha publicado la Asociación Nacional de Agentes inmobiliarios de Estados unidos en su informe mensual.
Los expertos afirman que se trata de una caída inferior a lo que habían esperado los expertos, que calculaban un descenso del 1%.

La Asociación que prepara el índice asegura que “después de haber alcanzado su mayor nivel en 6 años el mes pasado, en este descenso podrían haber influido aspectos como el aumento de los tipos de interés hipotecarios, que han comenzado a afectar al mercado”, refleja el informe.

Las ventas de viviendas pendientes cayeron un 0,4% en junio, hasta 110,9 puntos, según ha publicado la Asociación Nacional de Agentes inmobiliarios de Estados unidos en su informe mensual.

El índice de Venta de viviendas pendientes es un indicador que refleja el número de contratos firmados entre compradores y vendedores de viviendas que, finalmente, acaban ratificándose.

Desde hace 26 meses este indicador ha ido mejorando en tasa interanual en cada ocasión. El mes pasado alcanzó su máximo nivel desde diciembre de 2006, cuando tocó la cota de 11,8 puntos

El Economista jefe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, Lawrence Yun afirma que “el aumento de los precios de la vivienda y los precios de las hipotecas han comenzado a hacer la vivienda menos accesible”. Yun asegura que también contribuye la reducción del stock inmobiliario en Estados Unidos. (Ver comunicado)

La Asociación afirma que las ventas de viviendas existentes han crecido un 8% en lo que va de año y que la caída de las casas en oferta podrían llevar a una subida media de los precios de un 11% en este ejercicio.