Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron en septiembre un 8% hasta el nivel más bajo en al menos ocho años, lo que veidencia que los problemas del mercado crediticio están golpeando el mercado residencial. Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron hasta un ratio anualizado de 5,04 millones, el nivel más bajo desde 1999.