El fabricante español de automóviles Seat, filial del grupo Volkswagen, vendió en los países en los que está presente 100.619 vehículos en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 7,5% respecto al mismo período de 2007, según datos del consorcio de Wolfsburg.