La compañía no hizo mención a la proyección que realizó este año de un crecimiento mundial de las ventas de 2008 "de más del 10%" con respecto a las de 2007. El consejero delegado de Renault se ha comprometido a impulsar las ventas en 800.000 unidades para 2009, frente a los 2,5 millones registrados en 2005, pero los analistas afirman que este objetivo parece cada vez más difícil de alcanzar debido a la esperada ralentización económica, el incremento de los precios del combustible y a la aceleración de la inflación, que están deteriorando la confianza de los consumidores. En total las ventas en los seis primeros meses de este año ascendieron a 1,27 millones de automóviles. Las
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
ventas de Renault en Europa en la primera mitad del año cayeron un 0,5%
con respecto al mismo periodo del año pasado, a 869.757 automóviles. Las ventas en Francia aumentaron un 5,7%.