La mayor franquicia de comida rápida ha declarado que sus ventas se incrementaron en abril gracias al mayor consumo por parte de los clientes de batidos y bebidas.

Los analistas estimaban que aumentarían en un 4,1%. Las ventas en Estados Unidos han subido un 4%, de acuerdo con la información suministrada por la propia compañía.

“Las bebidas especiales son un atractivo para un amplio grupo de clientes y tienen el objetivo de atraer a más gente” ha afirmado en una conversación telefónica James Skinner, director ejecutivo de McDonalds. Las bebidas constituyen un quinto de las ventas totales de la cadena de comida rápida.

Skinner ha dicho hoy que las ventas han subido un 6,5% en Europa y el mismo porcentaje en África, Asia y Oriente Medio. McDonalds ha lanzado hoy a la venta una limonada de fresa congelada y tiene pensado introducir un batido de mango y piña durante el transcurso de este año.

En el mes anterior, las ventas de McDonalds se incrementaron en un 3,6% en todo el mundo. Los locales que se incluyen en estas estadísticas llevan abiertos al menos 13 meses, lo que excluye el impacto en las ventas de de los nuevos establecimientos y de los que ya han cerrado.

Las acciones de McDonalds se revalorizan y se apunta un 1,30%, alcanzando los 79,72 dólares a estas horas de la tarde.