Las ventas de gas natural en España crecieron un 4,3% durante 2007, alcanzando los 408,4 teravatios por hora (TWh), respecto a los 391,4 TWh registrados el año anterior, según ha informado hoy el presidente de Sedigas, Antoni Peris. Con este incremento, España sigue ocupando la sexta posición entre los 25 países de la Unión Europea, por detrás del Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y los Países Bajos. Se trata de uno de los crecimientos más importantes de todo el continente, en un año en que las condiciones climáticas en invierno fueron suaves. Además, la temperatura estival en España fue menos elevada que en 2006.