Las matriculaciones de automóviles en Alemania, el principal mercado europeo, se situaron en 181.500 unidades durante el pasado mes de enero, lo que supone un descenso del 4,2% respecto al mismo mes de 2009 y el segundo retroceso mensual consecutivo, según datos de la asociación de importadores VDIK. De esta forma, Alemania abre una tendencia que podría extenderse a otros países del Viejo Continente, a medida que vayan desapareciendo los planes de incentivos a la compra implementados en la mayor parte de los países. El volumen de ventas registrado en enero de 2010 en Alemania es el más bajo desde 1990.