Las ventas de automóviles en el mercado alemán se situaron en 340.000 unidades durante el pasado mes de julio, lo que se traduce en una progresión de cerca del 30% en comparación con los datos del mismo mes de 2008, según datos de la patronal alemana del automóvil (VDA). La organización explicó que este fuerte incremento de las matriculaciones de automóviles en Alemania durante el mes pasado es consecuencia de la puesta en funcionamiento de un plan de incentivos directos a la compra de coches a cambio de achatarrar otro antiguo.