El minorista holandés Royal Ahold anunció que sus ventas descendieron en el primer trimestre debido en parte a la depreciación del dólar, y que sigue muy atento a la situación económica y al incremento de los precios de los alimentos. La compañía indicó que las ventas en el trimestre finalizado el 20 de abril cayeron un 1,3% hasta 7.540 millones de euros, aunque lograron superar las expectativas que apuntaban a 7.420 millones de euros. A un tipo de cambio constante, las ventas aumentaron un 6,8%, agregó Ahold.