Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos experimentaron un ascenso durante la semana pasada, mientras que las solicitudes totales subieron a un récord de más de 5,5 millones, lo que sugiere que la economía sigue eliminado empleos a un ritmo acelerado. Durante la semana que finalizó el 21 de marzo, las solicitudes iniciales aumentaron en 8.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 652.000, informó el jueves el Departamento de Trabajo. Los economistas de Wall Street esperaban un ascenso de 9.000 para la semana pasada, según una encuesta de Dow Jones Newswires. El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, descendió en 1.000 a 649.000, su primera disminución en 10 semanas, pero aún cerca de los máximos de un cuarto de siglo.