Las restricciones a los créditos para las empresas alemanas aumentaron notablemente en julio pese a que el Banco Central Europeo (BCE) ha recortado drásticamente los tipos de interés hasta el actual 1%. Una encuesta realizada por el Instituto de Investigación Económica Ifo, publicada hoy, muestra que un 45,1% de todas las empresas consultadas consideraron que la política de préstamos de los bancos fue en julio más restrictiva, frente al 42,4% de junio.