Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos registraron en la semana que concluyó el pasado 3 de abril un incremento de 18.000 solicitudes con respecto a la semana anterior, un aumento mayor del esperado, lo que deja el número de peticiones en 460.000, según informó hoy el Departamento de Trabajo estadounidense.