Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo semanales han subido en 7.000 unidades durante la semana que terminó el 4 de agosto para totalizar 316.000, según el departamento de Trabajo de EEUU. Una cifra que supera en 6.000 unidades, las expectativas de los analistas, que auguraban un dato de 310.000.