La economía estadounidense eliminó en diciembre más empleos que los esperados y la tasa de desempleo se mantuvo en el 10%, una señal de que a la recuperación del mercado laboral aún le queda camino por recorrer. Pese a que una revisión de la cifra de noviembre del 2009 mostró que la economía generó empleos en ese mes por primera vez desde que la recesión comenzó hace dos años, el número de diciembre fue peor que el previsto por el mercado.


Las nóminas de empleos no agrícolas cayeron en 85.000 el mes pasado, lo que se compara con un incremento de 4.000 en noviembre, informó el viernes el Departamento de Trabajo.

Originalmente, el Gobierno había informado que las nóminas descendieron en 11.000 durante noviembre.

La tasa de desempleo, por su parte, se mantuvo en el 10,0% en diciembre, el mismo porcentaje de noviembre.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, un descenso de 10.000 en las nóminas de diciembre y una tasa de desempleo del 10,1%.

Los empleos se redujeron en los sectores de la construcción, manufacturero y de comercio mayorista, mientras que las áreas de servicios de ayuda temporal y servicios de salud crearon empleos.