El primer ministro griego, Georgios Papandreu, zanja así la polémica levantada por el diario sensacionalista alemán 'Bild'.


'Bild' había emprendido una campaña de cara a que Atenas pusiera en venta alguna de las islas del país con el objetivo de refinanciar su deuda, a lo que Papandreu se ha negado en rotundo. Asegura el primer ministro griego que estas islas son parte de la herencia cultural del país y muy importantes para mantener el sector turístico por lo que "cualquier cosa de este tipo está descartada".

Además, una medida de estas características iría en contra de la ingente suma de dinero que ha invertido el país heleno en garantizar la seguridad de las islas debida a su cercanía con territorio turco.