Las familias y empresas que son titulares de una hipoteca firmada entre 1998 y 2007 podrían ver incrementada su factura anual hasta en 2.500 euros si los tipos de interés hipotecarios llegan al máximo alcanzado desde el nacimiento de la Unión Monetaria Europea, es decir, el 6,390%. Así lo asegura la Asociación Hipotecaria Española (AHE) en un informe publicado hoy, que señala que el coste medio de amortización actual de la deuda hipotecaria para un préstamo medio contratado a partir de 1998 es superior al coste inicial en el momento de la firma.