Las grandes constructoras cotizadas (ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr Vallehermoso y OHL) obtuvieron un beneficio neto conjunto de 614 millones de euros en el primer trimestre del año.

Esta cifra supone un incremento del 64,7% en comparación a un año antes. El aumento proviene en su mayor parte de la internacionalización y las nuevas actividades hacia las que compañías han diversificado su actividad en los últimos años, y se registra a pesar de la caída del negocio constructor en España.

Ferrovial fue la compañía del sector con mayor beneficio neto entre enero y marzo, con 223,8 millones de euros, frente a unas pérdidas de 80,3 millones de euros registrados en el mismo periodo del año anterior.

Le sigue ACS, que ganó 204 millones, lo que supone un descenso del 31,3% en comparación con el mismo periodo del 2010 (297 millones).

Por su parte, el beneficio de Acciona fue de 56 millones de euros entre enero y marzo de 2011, lo que supone un incremento del 53,1% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En el caso de Sacyr Vallehermoso, su beneficio se incrementó un 7% en los tres primeros meses, hasta los 53 millones de euros, y en FCC crecieron un 9,8%, para alcanzar los 40,5%.

OHL obtuvo un beneficio neto de 37,3 millones de euros en los tres primeros meses del año, tras incrementarse un 11,3% desde los 33,5 millones del mismo periodo de 2010.