Los beneficios de las empresas del Reino Unido bajarán este año un 60 por ciento respecto a 2008, una caída tres puntos superior a la registrada en la llamada "Gran Depresión" de la década de 1930, según un informe publicado hoy por Morgan Stanley. Los expertos del grupo financiero estadounidense aseguran que en los últimos seis meses, desde octubre de 2008, las ganancias de las compañías británicas han descendido un 28 por ciento. Esa tendencia presumiblemente se agravará debido, sobre todo, a las pérdidas registradas por las entidades bancarias. "El sector bancario tendrá unas pérdidas de 20.000 millones de libras (22.4000 millones de euros al cambio actual) entre 2008 y 2009, mientras que el sector de las aseguradoras no registró ganancias durante el 2008", explica el informe.