Los futuros de los principales índices de las grandes plazas bursátiles europeas anunciaban hoy bajadas de entre el 0,15 y el 0,38 por ciento apenas media hora antes del comienzo de la primera sesión de la semana.
Las bolsas europeas terminaron el pasado viernes a la baja, excepto Madrid, con lo que cortaron una breve racha de varias sesiones de ganancias. Milán fue el que peor se comportó de los grandes mercados europeos, con una caída de casi un punto para su índice selectivo FTSE MIB, en tanto que el indicador DAX 30 de la bolsa de Fráncfort se dejó un 0,74%, seguido del FTSE-100 londinense, que perdió el 0,45% y del CAC-40 de París, que cayó el 0,26%. Por el contrario, la Bolsa española logró escapar de los números rojos gracias a la subida de la mayoría de los grandes valores, con lo que avanzó el 0,06 por ciento, mantuvo el nivel de 9.700 puntos y quedó a menos de diez puntos del máximo anual que registró el pasado 6 de enero, 9.724 puntos.