Las fusiones entre cajas de ahorros en el marco de la reestructuración del sistema financiero español podrían suponer una reducción en el volumen de sucursales de hasta un 40%, según un informe elaborado por Everis. La consultora considera que "un número importante de cajas de ahorro españolas deben ajustar su número de sucursales y adaptar su modelo comercial a las exigencias del mercado".