Las entidades financieras han elevado las comisiones que cobran a los usuarios tanto por el mantenimiento de cuentas corrientes y de ahorro como por el de las tarjetas de débito y de crédito, y por la apertura de los préstamos hipotecarios
Los bancos y las cajas de ahorros han optado por subir las comisiones después de presentar unos resultados en los nueve primeros meses de 2010 que arrojan un descenso del beneficio neto comparado con el del mismo periodo del año anterior.

Concretamente, las comisiones por mantenimiento y administración de cuentas corrientes se elevan en octubre a 21,89 euros de media, frente a los 21,75 euros correspondientes a septiembre, o los 21,07 euros de diciembre de 2009.