Las familias propietarias del fabricante alemán de automóviles Porsche, Piëch y Porsche, han llegado a un acuerdo para vender el 10% de su participación con derecho a voto en la firma alemana a Qatar, informó hoy la compañía en un comunicado.
Esta operación se produce como parte de las acciones que está llevando Porsche orientadas a ampliar su capital, con el fin de hacer frente a la deuda de más de 10.000 millones de euros contraída como parte del proceso de compra de más del 50% del capital del grupo Volkswagen.