La marea roja que está arrasando con los parqués internacionales parecía alejarse de EE.UU., pero por unos minutos. Las leves subidas del inicio de sesión dejan paso a los números rojos. Así todo, el Dow Jones cede un 0,18% hasta los 11,436 puntos, el Nasdaq un 0,10% y el S&P 500 un 0,05%. En el mercado de divisas el euro cotiza a 1,32 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 88,57 dólares.


La renta variable estadounidense parecía levantar cabeza pero “el verdadero rally de final de año podría haber pasado ya, a principios de mes” comenta Javier Kessler, de Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero. De hecho “seguimos apoyando la teoría de que, desde un punto de vista actual, son insostenibles y habría que aprovechar rebotes puntuales para ir deshaciendo posiciones”, dice Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

Antes de la apertura de sesión una lluvia de datos macro ha inundado a los americanos. Hoy se ha conocido la actualización de las solicitudes semanales de subsidio por desempleo que se redujeron en 3.000 hasta las 420.000, un dato mejor que el esperado por el mercado de 425.000.

En cambio, el dato de déficit por cuenta corriente no ha sido tan esperanzador. El agujero aumentó hasta los 127.000 millones de dólares en el tercer trimestre, por encima de las expectativas de los expertos.

Por otro lado, los permisos de construcción bajaron en noviembre a 530.000 frente a los 552.000 alcanzados un mes antes.

En el apartado empresarial…
Nokia
ha vuelto a demandar a Apple por infringir 13 patentes del fabricante finlandés que se suman a las 24 que ya denunció la compañía ante los tribunales federales estadounidenses de Delaware y Wisconsin y la Comisión del Comercio Internacional de los Estados Unidos. Nokia cede un 0,05% en el NYSE mientras que, paradójicamente, el acusado, Apple, avanza un 0,14%.

BP recupera los números rojos y sube un 0,18% después de que se desmoronara por la demanda que el gobierno estadounidense podría interponer a la compañía y que encarecería aún más los costes de solucionar el derrame de crudo que hace meses produjo en el Golfo de México.

Pese a que sus ganancias trimestrales de 1,16 dólares por acción estuvieron por debajo de los 1,13 dólares que esperaba el mercado, FedEx sube un 1,53%.