Las empresas españolas son las más pesimistas de Europa en sus previsiones sobre un posible crecimiento mediante adquisiciones en los próximos tres años, según revelan los datos de la encuesta realizada por la consultora Grant Thornton Internacional. De los 34 países incluidos en el estudio, que representan el 83% del Producto Interior Bruto (PIB) global, España se sitúa con el 25%, en el último lugar de la Unión Europea (UE) y en el séptimo a nivel mundial.