La renta variable española arranca la semana a la baja y huérfana de referencias importantes, a la espera de la cita de mañana con la Reserva Federal de EE.UU. El Ibex 35 cede un 0,37 por ciento y se coloca en los 15.760 puntos arrastrado por el mal tono de las eléctricas, en particular de Unión Fenosa. El anuncio de UBS de que sufrirá pérdidas en el cuarto trimestre del año y probablemente en el conjunto del ejercicio pesa sobre el ánimo de los inversores y el resto de plazas europeas también estrenan la semana en negativo.
Pero UBS no sólo ha anunciado nuevas pérdidas, también que reducirá el valor de sus activos relacionados con las hipotecas subprime de EEUU en otros 10.000 millones de dólares. Noticias que no pillan a nadie por sorpresa, pero que actúan de excusa perfecta para “retraer” las decisiones de compra claras. Juan Carlos Costa, director de Kostarof.com señala que lo importante ahora es vigilar el nivel de los 15.680 puntos "porque es un soporte que, de perderlo, podría llevarnos 100 puntos más abajo". Las ventas más abultadas son para Unión Fenosa, que cede un 4,44 por ciento tras ser suspendida por subasta de volatilidad en los primeros minutos de negocio. Salida de dinero que responde a las numerosas operaciones de venta que realizaba el broker Caja Madrid Bolsa. Más de un 2 por ciento retroceden los títulos de Endesa y entre los peores en el inicio de la jornada se coloca también Iberdrola, al ceder un 1,36 por ciento. REE baja más de un 1 por ciento. Pesos pesadosSantander se mueve con retrocesos discretos en los primeros compases de la sesión, tras publicarse que prepara un ambicioso plan de crecimiento para Abbey Nacional, su filial británica adquirida en 2004, según se publica esta jornada. Un proyecto que contempla la apertura de 300 nuevas sucursales en el Reino Unido a partir de 2009. Sus acciones bajan un 0,07 por ciento. El sector bancario sigue en el “ojo del huracán” ante los comentarios en el sentido de que el empresario indio Ram Bhavnani está buscando socios para comprar una participación del 5 por ciento en un gran banco español. Las acciones del BBVA, por su parte, retroceden un 0,35 por ciento y más abultadas son las caídas en entidades como Bankinter, del 1,4 por ciento. FCC reacciona plano, en los 57,30 euros al anuncio de Merrill Lynch haya decidido rebajar el precio objetivo de la constructora de 84 hasta 75 euros.