La crisis hipotecaria estadounidense ha alcanzado a la entidad alemana Commerzbank y al Banco de Industria Alemán (IKB), cuyas carteras estaban expuestas a los créditos de alto riesgo "subprime". Commerzbank previó hoy que la crisis inmobiliaria de EEUU lastrará su cuenta de resultados en 80 millones de euros (109 millones de dólares), la mitad de ellos en el segundo trimestre del año y la otra mitad en el tercero.
No obstante, el instituto de crédito alemán dijo que esta cantidad no tendrá efectos en el beneficio previsto para el conjunto del año. Commerzbank, que pronostica un rendimiento sobre los recursos propios después de impuestos superior al doce% para el conjunto del 2007, estaba expuesto en el mercado estadounidense de hipotecas de alto riesgo "subprime" por valor de 1.200 millones de euros (1.638 millones de dólares). Al mismo tiempo, el banco con participación pública IKB se ha visto obligado a revisar notablemente a la baja sus pronósticos de beneficio para el conjunto del año, hasta ahora de 280 millones de euros (382 millones de dólares), debido a que en sus carteras de inversión había una parte importante de hipotecas de alto riesgo estadounidenses. Las pérdidas que han ocasionado estas hipotecas "subprime" ya han tenido consecuencias personales y han llevado al banco IKB a nombrar a Günther Braunig nuevo presidente de la entidad en sustitución de Stefan Ortseifen.