El resultado bruto de explotación (Ebitda) de OHL aumentó un 35,6% en los tres primeros meses del año, hasta situarse en 312,4 millones de euros, mientras que el resultado neto operativo (Ebit) ascendió a 259,2 millones de euros, con un crecimiento del 42,3% respecto al primer trimestre de 2011.

La cifra de negocio de la compañía aumentó un 20,5% entre enero y marzo, hasta alcanzar los 1.173,8 millones de euros, con un repunte de las ventas de su negocio de concesiones del 32,3%. Precisamente, esta actividad ha sido la principal impulsora de los resultados del Grupo, representando el 39% de las ventas de la compañía.