Una advertencia a la principal operadora de nuestro país. Elena Salgado, vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Economía y Hacienda reconoce que "las empresas con beneficios tendrán que asumir el coste de sus planes de prejubilaciones". Telefónica es el ejemplo.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó este martes que las empresas con beneficios, como Telefónica, tendrán que asumir el coste de sus planes de prejubilaciones.  "Tendrá derecho a reorganizarse cualquier empresa con beneficios, pero el coste tendrá que asumirlo esa misma empresa", según ha afirmado Salgado en la  Cadena Ser.

Según dijo, la "clave" está en que dichas reorganizaciones en las empresas con beneficios no supongan un coste para los contribuyentes, para el resto de los trabjadores y para la Seguridad Social.

Telefónica confirmaba la semana pasada que reducirá su plantilla en unas 6.000 personas, lo cual tendrá un coste para sus arcas de unos 1.700 millones de euros. Aunque la cifra parece muy abultada, la empresa se ahorrará unos 1.400 millones en gastos laborales.