Las Cámaras de Comercio valoraron satisfactoriamente la moderación del IPC en julio, sobre todo en el actual contexto de fuertes incrementos del precio del crudo, pero advirtieron de que en los próximos meses la inflación experimentará un repunte paulatino, hasta situarse en el entorno del 3%. Las Cámaras destacaron en un comunicado la reducción, a niveles que no se registraban desde hacía tres años, del diferencial de precios con la UE, y señalaron que la tasa interanual del 2,2% lograda en julio será la más baja que se registre en lo que queda de año, pues estiman que ésta subirá en los últimos compases del ejercicio.