El Dow Jones Euro Stoxx 50 cierra con una caída del 1,6% a 2.765,73 puntos, dado que la confianza del inversor continúa debilitada, manteniendo al índice en rojo por cuarto día consecutivo. Los valores consiguieron recuperar algo de terreno tras las fuertes caídas después de un dato de desempleo de EEUU peor de lo esperado. De todos modos, los operadores dicen que el índice no consigue seguir a Wall Street dada la fatiga de los inversores, que además tienen el fin de semana a las puertas.