Las aerolíneas de bajo coste transportaron 3,14 millones de pasajeros durante los dos primeros meses del año, lo que supone un aumento del 2,7% respecto al mismo periodo de 2009, frente a las compañías tradicionales que trasladaron a 3,18 millones de viajeros manteniéndose prácticamente estables (-0,1%), según datos difundidos hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. De enero a febrero, las 'low cost' comandaron casi la mitad de las entradas de pasajeros internacionales hacia España, un 49,7%, mientras que las aerolíneas tradicionales concentraron el 50,3% restante, recortando diferencias.