El Consejo de Ministros dio hoy el visto bueno al acuerdo entre los ministerios de Fomento y de Defensa para abrir al tráfico de pasajeros el uso de las pistas militares, lo que reportará a las aerolíneas ahorros de hasta 11,5 millones anuales en combustible.  Con la flexibilización de espacio aéreo, las compañías prevén reducir sus emisiones de CO2 en torno a 12,5 millones de kilogramos al año, así como la duración de los vuelos.