Las actas del Banco de la Reserva Federal de Australia indican que el banco central podría tomarse un respiro en el endurecimiento de su política monetaria cuando su consejo se vuelva a reunir en febrero, pero los analistas apuntan que las últimas cifras económicas sólidas dan argumentos para nuevas subidas de tipos. En las actas de la reunión del 1 de diciembre, el banco central dijo que sus tres incrementos de tipos de interés desde octubre le dan "mayor flexibilidad" de cara a reuniones futuras, lo que implica que podría aminorar el ritmo de endurecimiento de su política tomándose un respiro en febrero.