El grupo aéreo LAN cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 69,2 millones de dólares (49 millones de euros), lo que supone una caída del 56,8% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al haber sufrido el impacto de una pérdida por cobertura de combustible de 110,6 millones de dólares (78,1 millones de euros), informó hoy la compañía en un comunicado.