La volatilidad se apodera del Ibex35 que tras dejarse llevar por las órdenes vendedoras ahora vuelve a cotizar prácticamente plano sobre los 9.900 puntos un día en el que de nuevo los pesos pesados cotizan en negativo.


La volatilidad de los primeros compases de la sesión dejan paso a los números rojos un día después de que el presidente del Banco Central Europeo, Jean- Claude Trichet, volviera a mantener los tipos de interés en el 1% pero no cumplió con lo que esperaba gran parte del mercado y que era el aumento del programa de compra de activos.

Dentro del selectivo español, dudas entre los pesos pesados. Mientras Iberdrola se deja un 0,36%, las acciones de Telefónica pierden un 0,03%. Por su parte, Repsol YPFcede un 0,25% un día en el que los analistas de Goldman Sachs han elevado el precio objetivo de la petrolera desde 23 a 24 euros, con consejo de neutral.

En lo que respecta a los dos grandes bancos, las miradas se dirigen hacia Santander ya que los brokers de HSBC ha elevado su recomendación desde neutral hasta sobreponderar, aunque rebaja el precio objetivo de 10,76 a 9,80 euros. La entidad que preside Emilio Botín se deja un 0,15% mientras BBVA consigue sumar un 0,58%.

Entre el resto de la banca, Banco Sabadell suma un 0,76%, Bankinter gana un 0,67%, Banco Popular se anota un repunte del 0,36% y las acciones de Bankinter se dejan un 0,03%.

Dentro del mercado continuo, las mayores alzas llegan de la mano de Reyal Urbis al sumar un más de un 29%, seguido de las acciones de Grupo Tavex que gana un 8,96%, Urbas suma un 8%. Del lado de los descensos, Vocento cae más de un 5%, seguido de prisa que pierde un 3,36% mientras Renta Corporación cae un 3,10%.

En el mercado de divisas, el euro escala posiciones hasta los 1,32 dólares mientras el precio del barril de petróleo cotiza en el entorno de los 91 dólares.