Los precios de la vivienda en Reino Unido han vivido en septiembre su mayor subida en dos años. El coste medio de una casa en Inglaterra y Gales creció el 0,2% en septiembre respecto a agosto hasta las 156.100 libras. El dato anual deja un descenso del 5,6%.