La venta de viviendas nuevas en EE UU subió un 9,6% en el mes de julio hasta un dato anualizado de 433.000, frente al alza del 1,6% que esperaban los analistas y el crecimiento del 9,1% del dato revisado de junio.