La venta de viviendas nuevas se elevó inesperadamente un 16,2 por ciento mensual en abril, superando todas las expectativas del mercado.
En concreto, el número fue de 981.000 viviendas vendidas, mientras el mercado esperaba 865.000. Las ventas estuvieron espoleadas por la caída de los precios de las viviendas, un 10,9 por ciento hasta situar la media en 229.100 dólares. Los inventarios de casas sin vender cayeron un 1,5 por ciento. Sin embargo, la venta de casas respecto a abril de 2006 cayó un 10,6 por ciento, y ya es un 20 por ciento menor en los cuatro primeros meses del año.