La venta de vehículos nuevos cayó este mayo el 24,8% en el Reino Unido, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según  la Sociedad de Comerciantes y Fabricantes Automovilísticos (SMMT, en inglés). Un total de 134.858 automóviles se matricularon en este país en mayo, precisó la SMMT, y subrayó que se trata del duodécimo mes consecutivo en que se produce un descenso de las ventas. Además, las matriculaciones se redujeron el 27,9% durante los primeros cinco meses de 2009, hasta 289,598 unidades, respecto al mismo tramo de 2008.