La Unión Europea (UE) tiene previsto realizar una prueba de estrés al conjunto del sistema bancario antes del próximo mes de septiembre, informa Reuters.